martes, 4 de agosto de 2015

Cásate con las letras

Cásate con las letras. ¿Que por qué? Porque aprendes, porque creas, porque vives. Haces de ti una persona segura de lo que piensa, das forma a tus propias opiniones. Te haces inmune al manipulador empedernido.

LEA, LEA Y LEA.

Para que en los días grises y lluviosos se encienda al Capitán Alatriste que llevas dentro, para que se deslice en tus oídos el ritmo mágico de mi Rubén Darío, para tomar el té en un teatro de Verona, y rematar jugando al poker en un casino de Sans Peters Burgo con el pobre Alekséi Ivánovich, para huir de lo mundano a lo beatus ille y volar hacia las afueras de Florencia a escuchar diez, y después al Valle del Cauca a embriagarnos del amor de María, leer noticias y crónicas del recién marchado Gabo y... VIVE, VIVE Y VIVE.


Y finalmente, cerrad el libro, pensad. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario