viernes, 7 de agosto de 2015

El escándalo de la "cocreta"

La normativa de la lengua es algo que elabora una comunidad de hablantes haciendo eso, hablar. Por lo tanto, la autoridad lingüística no es ninguna academia, somos los hablantes. La RAE solo es una institución encargada de documentar el español y su evolución -o eso debería-, y para ello debe de atender al habla actual del español para dar datos exactos.

La lengua cambia según el uso que le dan los hablantes. Si un gran número de personas utilizan la palabra "cocreta" ésta pasará a formar parte de nuestro vocabulario. El término "vulgar" o "vulgarismo" no me ha parecido correcto nunca, creo que quien lo utiliza se basa en prejuicios. Utilizar una palabra que no esté recogida por el DRAE no tiene porque ser vulgar, mientras la palabra cumpla la función comunicativa y el receptor consiga una correcta comprensión.

Para demostrarlo pongo el ejemplo de la palabra "seguidilla". Es un palo flamenco que puede ser dicho de muchas maneras diferentes y todas son correctas: seguidilla, seguirilla, siguerilla, etc.
Las palabras sufren procesos fonológicos según los cambios en los hablantes, se crean neologismos a través de combinaciones morfológicas y ninguna es más vulgar que otra.

En este artículo vemos como la RAE se impone a los hablantes como autoridad lingüística cuando debería estar subordinada a ellos.

22 palabras que nunca imaginarías que están admitidas por el DRAE

Muchas de las palabras que han incluido en el reformado DRAE no son apenas escuchadas por ningún hablante del español, como por ejemplo "toballa" o "amogovio" (lo que en mi opinión es un eufemismo de follamigo). Sin embargo la palabra "cocreta", que se ha transformado mediante metátesis es vulgar e inaceptable para el DRAE pero la palabra "toballa" que también ha cambiado por un proceso fonológico -inserción o ephentesis del fonema β- es aceptada aunque no la utilice nadie.

Hace poco tiempo la RAE desmintió por Twitter que haya existido la palabra "cocreta" en el diccionario NUNCA a propósito con las constantes menciones de la palabra por Belén Esteban en el reality Gran Hermano Vip:



Como siempre repito hasta la saciedad, el hablante hace a la lengua, no una academia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario